National Latino Alliance on Domestic Violence
Sobre la Alianza
Did you know? Links
Iniciativas Join us
Events & News
Resources About the Alliance

Los siguientes son relatos ofrecidos por participantes del "Simposio Nacional Sobre la Violencia Doméstica: Un Diálogo Emergente Entre Latinos"

Una mujer de California

También sobreviví la violencia doméstica hace 23 años y durante los últimos diez años he estado trabajando con hombres encargada de un programa para los latinos que ocasionan el maltrato. La razón por la cual lo hago es porque cuando vivía con la violencia doméstica, mi esperanza era que hubiese ayuda, especialmente ayuda para mi cónyuge. Por lo tanto, aquí estoy, representando a los que maltratan, que también son víctimas y que están viviendo bajo un enorme dolor.

Un hombre de California

Déjenme decirles, yo soy un chicano de East L.A., nací y crecí allí, seguí viviendo, trabajando y probablemente voy a morir allí. Provengo de una familia con antecedentes de violencia: la conozco bien. Yo era lo que se dice bato loco, pandillero. Mi salvación fue una chicanita de 15 años de nombre Angelina… Llevamos 45 años de matrimonio, tenemos cinco hijos, ocho nietos, tres bisnietos y otro en camino que esperamos conocer cuando regresemos. De hecho, mis hijos pararon de tener hijos y mis nietos están teniendo hijos, si me entienden, no? Así soy yo, así es mi persona. Profesionalmente, soy psicoterapeuta… trabajo con los que maltratan, con los hombres a los que les gusta pegarle a las mujeres, o.k? Pienso que soy bueno en esa área justamente por mis orígenes violentos. A mi no me van a madrear. ¿Que ella me provocó? ¡No señor! ¿Saben lo que significa provocar? ¿Que ella me provocó? La típica excusa.

Otra señora de Chicago

Para detener la violencia doméstica yo pienso que tenemos que enfrentar el problema. O sea, escuché una y otra vez a mi mamá y a mi abuela decir: pero que va a decir la gente, yo no quiero que se den cuenta de lo que pasa. ¿Sabes? Estoy cansada de escuchar eso. O sea, para serte franca, creo que todos sabían lo que pasaba, pero no hacían nada… Bueno, creo que tenemos que parar de hablar sobre los otros y pensar en nosotros mismos, especialmente nuestras familias, y nuestros niños. Tenemos que unirnos como comunidad, y ayudar a aquellas familias que nos necesitan. Por último, me gustaría dejarles con una cita que dice lo siguiente: "Hacíamos entonces lo que sabíamos entonces, ahora que sabemos más hacemos más" y sinceramente espero que hagamos más por nuestros niños.

Jerry Tello - Recuerdos

Recuerdo que cuando era niño iba a la tienda con mi padre a comprar leche para mi hermanita y cuando él quería pagar, los encargados de la tienda seguían jugando a las cartas y no se acercaban a recoger el dinero. Mi padre les decía -- ¡Ey! quiero pagar -- Decían -- es un estúpido mojado, ¡qué espere! Yo entonces miraba a mi padre que se empezaba a enojar. Lo hacían esperar un buen rato y le decían palabrotas mientras me preguntaba porqué no hace algo, pegarles, tirar algo, robarse la leche. Pero él no podía porque sinó lo mandaban a la cárcel, no podría trabajar y no tendríamos qué comer. Se enojaba cada vez mas y cuando le preguntaba porqué no hacía algo, me daba una bofetada y me decía—¡cállate! ¡tú no entiendes nada! Luego se ponía el sombrero y dejaba la rabia bajo el sombrero. A veces esa rabia se le escapaba y yo no sabía porqué.

Cuando pillaban a mi hermano por andar por el mal camino, mi padre se enojaba y nos decía que mi hermano no era un buen ejemplo, por lo que se enojaba mi padre y también mi hermano. Al mismo tiempo se nos decía que los mejicanos eran unos mojados, que eran pandilleros, borrachos, mujeriegos y de pequeño. Yo pensaba que eso era ser macho—o pensaba que así debería ser el hombre latino y así debía actuar. Lo que no entendía era que esta era la forma en que la sociedad nos destruía, reforzándonos enseñanzas equivocadas, y escondiendo nuestra verdadera sabiduría. Pero los antiguos escritos de los HueHues (los más viejos) nos dicen lo que es ser un verdadero hombre y mujer, que para ser un Hombre Noble se debe respetar a la mujer—que la primera lección para cruzar el puente hacia la madurez es respetar Al Otro Yo, la mujer. Si uno no aprende esa lección no puede seguir adelante. Cabe a nosotros la responsabilidad de enseñar esas viejas lecciones y traer armonía y equilibrio a nuestras relaciones.

Así, trabajando arduamente en este campo, soy padre, soy hijo y también represento a sus padres, a sus hijos y a sus compañeros. También represento a los hombres que han maltratado, los que han sido los agresores. Entonces, para ellos y especialmente para ustedes las mujeres en el público, les pido disculpas por los que hemos sido extremadamente irresponsables, por los que no pudimos guardar la rabia bajo el sombrero, por los que ofrecimos justificaciones, por los que hemos sido violentos con ustedes, a todas las mujeres que ustedes representan, me hago responsable y les pido disculpas.

Ya que lo primero de todo es la mujer, la creación, ustedes; sin ustedes no seríamos. Y así mirando hacia atrás, comienzo a entender que de veras un macho es un hombre honorable, digno, respetuoso, sensible, que apoya, es responsable y todas aquellas cosas Y quiero agradecer a todas las mujeres presentes, que nos han enseñado, nos han aceptado, y tal vez que de alguna manera nos perdonen y nos den la oportunidad de aprender para que tal vez nuestros hijos, cuando crezcan no sean temidos por otros… y así pienso que la tarea está vinculada, se trata de los abuelos, los niños, las mujeres, y de los hombres y me siento honrado de estar en este salón, por estar presente donde hay tantas mujeres fuertes, con vasta experiencia, tantos mayores y gente con anécdotas, jóvenes y demás.

Creo que nos representamos los unos a los otros, y aunque tal vez no estemos de acuerdo en cuanto a estar listos o no, o si acaso tenemos la experiencia necesaria, o la instrucción, ni modo, hay que hacerlo, porque somos la voz de tantas y tantas personas que están sufriendo y de muchas más por las cuales podemos crear una vida mejor.

SI DESEA COMPARTIR SU PERSPECTIVA O RELATAR SU EXPERIENCIA COMO SOBREVIVIENTE DE LA VIOLENCIA DOMÉSTICA, POR FAVOR ENVÍENOS UN MENSAJE VÍA CORREO ELECTRÓNICO.

Home | Sobre la Alianza | ¿Sabía Ud.? | Iniciativas | Eventos y Noticias | Recursos | Voces de Sobrevivientes |
Enlaces| ¡Manténgamos el Contacto! | Versión en Inglés

©2004. National Latino Alliance for the Elimination of Domestic Violence. All Rights Reserved.
Alianza information: information@dvalianza.org     Webmaster/Developer: Monica Roman     Designed by Virginia Rosario